Featured Video Play Icon

¿Qué son las comunidades de práctica?

La lectura del INFORME PARA LA MODIFICACIÓN DE LA LEY 10/2010, … DE LA FUNCIÓN PÚBLICA VALENCIANA, en lo concerniente a la formación de los empleados públicos, me ha hecho reflexionar sobre cómo podemos mejorar el modelo actual basado en un “catálogo o menú” de cursos y centrarnos en las necesidades formativas del personal relacionadas con el desempeño de los puestos de trabajo.

Estoy convencido de que la creación de comunidades de práctica en la Administración Pública es el camino a seguir, por ello voy a emprender una serie de posts en los que desgranaré qué son las comunidades de práctica y porqué considero que pueden ser una alternativa o un complemento muy interesante a los actuales cursos de formación en las AAPP.

¿Qué son las comunidades de práctica?

Una comunidad de práctica es un grupo de personas que desempeña la misma actividad o responsabilidad profesional y que, preocupado por un problema común o movido por un interés común, profundiza en su conocimiento y pericia en este asunto a través de una interacción continuada (definición extraída del artículo “Las comunidades de práctica son tendencia”, escrito por Sandra Sanz Martos, publicado en la revista COMeIN, accesible desde esta url: http://www.uoc.edu/divulgacio/comein/es/numero19/articles/Article-Sandra-Sanz-Martos.html )

Para comprender mejor qué es una comunidad de práctica, he extraído los aspectos que debería reunir una comunidad de práctica y los he sintetizado en los siguientes puntos:

  • Los miembros de una comunidad de práctica deben tener la misma actividad profesional para poder compartir sus experiencias y reflexionar sobre cómo mejorar su trabajo
  • Han de tener unas necesidades e intereses comunes, aunque no necesariamente homogéneos
  • Los miembros asumirán un compromiso mutuo, cada uno se compromete a compartir lo que sabe y espera recibir el conocimiento del resto de miembros
  • Se debe crear una estructura horizontal en la que los miembros puedan participar abiertamente.
  • Los miembros asumen diversos roles en la comunidad: coordinador, núcleo, miembros activos, miembros periféricos y participantes externos.
  • No todos los miembros de la comunidad participan igual, cada uno participa más o menos según su compromiso con la comunidad
  • La comunidad se mantiene unida mediante un proceso colectivo de negociación que va definiendo su trabajo (es lo que se denomina empresa conjunta)
  • Se produce una reflexión compartida de los miembros de la comunidad, interactuando entre ellos sobre sus experiencias prácticas para crear conocimiento y producir soluciones que aportan valor a la organización (nuevos significados)
  • El aprendizaje se produce en la práctica diaria y está basado en experiencias, lo que provoca una transferencia del conocimiento informal.
  • La interacción se producirá tanto de forma presencial (reuniones, mesas redondas, debates…), así como mediante un entorno virtual con funcionalidades para la comunicación de los miembros, calendario, edición colaborativa de documentos y almacenamiento/gestión de archivos compartidos.
  • Es imprescindible que la comunidad vaya creando recursos, en el formato que se considere adecuado (texto, audio, vídeo, etc..), en los que se documenten los nuevos significados, así como la participación y la negociación llevada a cabo por los miembros.

En el siguiente post analizaré cómo se pueden aplicar las comunidades de práctica en las Administraciones Públicas.

¿Creéis que las comunidades de práctica pueden ser una alternativa/complemento a los cursos de formación?


5 Comments

  • Ana

    octubre 4, 2016

    Pablo, me parece muy interesante el tema de las comunidades de práctica para conseguir el aprendizaje constante tan necesario en una sociedad de cambio como la que vivimos. ¿Complementar o Sustituir a los cursos de formación? Siempre mejor sumar, así que para mí sería un buen complemento siempre que dispongamos de tiempo para una y otros.
    ¡Enhorabuena por tu blog! Abrazos!

    Reply
  • Salvador Pellicer

    octubre 4, 2016

    Pablo, genial síntesis de lo que son las comunidades de práctica. La enorme ventaja productiva que suponen en las organizaciones no es medible cuantitativamente, pero sí lo es por la satisfacción de aquellos que con problemas acuden y encuentran el respaldo de una comunidad que opera bajo su misma competencia profesional.
    Seguimos!!!.

    Reply
  • Pingback: Vídeo-post: Beneficios de las Comunidades de Práctica en la Administración Pública

  • Pedro Linares

    junio 5, 2017

    Buenos días Pablo, las CoP contribuyen a la gestión del conocimiento y fortalece el activo intangible de las Organizaciones, pero como se organizan las actividades de una CoP según los roles?
    Puede referirme algún enlace de una planificación de una comunidad.

    Gracias y excelente tus comentarios

    Reply
    • pabloaloy

      junio 6, 2017

      Apreciado Pedro,

      Desde mi punto de vista, las actividades de cada CoP deberían diseñarse de forma personalizada atendiendo a las particularidades de cada organización, se me ocurren muchos aspectos que influirán en el diseño de una CoP: nivel de competencia digital de los participantes; número de participantes; distancia física de los participantes; tecnología que disponga la organización; cultura de la organización…

      A continuación, te facilito un enlace a un documento en el que podrás ver un ejemplo de cómo se ha estructurado una CoP que ha tenido ÉXITO, se trata del proyecto “Compartim”:

      http://justicia.gencat.cat/web/.content/home/departament/publicacions/publicacions_per_temes/gestio_del_coneixement/trabaja_diferente/trajaba_diferente.pdf

      Espero que te resulte tan interesante como a mí 😉

      Muchas gracias por leer el artículo y por comentar tu opinión.

      Reply

Deja un comentario