Featured Video Play Icon

Nuevas tendencias en plataformas e-learning

La tecnología no es un fin en sí mismo, sino un medio para alcanzar los objetivos, por ello resulta indispensable para diseñar un buen escenario de e-learning tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Análisis del ámbito de aplicación: Es básico conocer las competencias TIC de los usuarios y los dispositivos de acceso que utilizarán para acceder a la plataforma, así como los recursos y características de la organización en la que se implementará el proyecto.
  • Gestión del proyecto: Es necesario realizar un análisis DAFO, detectar las necesidades de la organización, definir los factores críticos de éxito del proyecto, así como también diseñar una planificación temporal y económica que nos permita alcanzar de forma eficiente los objetivos marcados por la organización.
  • Modelo tecno-pedagógico: Para introducir las TIC en la educación y formación, es necesario diseñar los procesos de enseñanza-aprendizaje, definir los roles y perfiles de las personas, el tipo de evaluación, así como la forma de estructurar y mostrar los contenidos.
  • Profesionales competentes: Los profesionales que interactúen en la plataforma, deben reunir las competencias y habilidades necesarias para desempeñar sus funciones.
  • Legal: Redacción de unas condiciones de uso que regulen las relaciones que se llevarán a cabo dentro de la plataforma, respetar derechos de autor de los contenidos, observar la normativa de protección de datos de carácter personal, así como los requisitos de las facturas electrónicas.

Con todos los elementos anteriores, estaremos en disposición de escoger la tecnología concreta que más se adecua al ámbito de aplicación de nuestro proyecto.

Sin entrar en ámbitos de aplicación específicos, a continuación apuntaremos las tendencias que observamos a nivel general en cuanto a las plataformas o entornos virtuales de aprendizaje:

ENTORNOS MÁS ABIERTOS

Desde el ámbito universitario de Estados Unidos han irrumpido con fuerza entornos de aprendizaje abiertos que permiten el acceso masivo de alumnos a los cursos (MOOC), aunque todavía no está claramente definido el modelo económico en el que se sustentarán, es interesante fijarnos en esta tendencia de abrir los entornos en la red para aprovechar las posibilidades de la web 2.0 y que los entornos sean cada vez más colaborativos.

Desde mi punto de vista, en los próximos años la tendencia será la configuración de entornos mixtos, que se basen en entornos cerrados (LMS), pero que posibiliten y fomenten el que sus usuarios interactúen con los recursos y usuarios de la web 2.0, permitiendo a los usuarios la integración de los recursos en su propio entorno personal de aprendizaje (PLE).

M-LEARNING

Actualmente es Indispensable la adaptación de los entornos a las tablets, en este sentido, dada la progresiva desaparición de flash, se adivina un horizonte en el que el HTML5 se convertirá en el estándar. Así mismo, el diseño responsive es otra característica que parece también será esencial en esta adaptación de los interfaces y recursos web a cualquier dispositivo.

Respecto a los móviles o smartphones, todavía falta que se consolide el modelo tecno-pedagógico que defina cómo debe ser un escenario de e-learning basado en dispositivos móviles y que la geolocalización se integre en los procesos de enseñanza-aprendizaje, pero parece que será necesario desarrollar aplicaciones móviles que creen herramientas y funcionalidades adaptadas a estos dispositivos.

CAMBIO DE PARADIGMA PEDAGÓGICO

La modalidad on-line tiene unas características específicas que debemos adaptar al proceso de aprendizaje, por lo que desde un enfoque pedagógico, los sistemas o entornos virtuales de aprendizaje deberían reunir las siguientes características:

– Centrados en el alumno: El entorno gira alrededor del usuario alumno, que pasa a tomar un papel activo y mucho más participativo

– Interactivos:  Permitir la generación de múltiples relaciones entre las personas y también entre las personas y los recursos multimedia.

– Flexibles: Posibilitar la adaptación de los procesos de aprendizaje de forma individualizada para cada alumno

– Colaborativos: Facilitar el trabajo de usuarios concurrentes, tanto en herramientas de edición, como de comunicación o de organización.

Si queréis observar un claro ejemplo de entorno que reúne estas características, podeis estudiar Sakai OAE, la plataforma colaborativa y social de sakai y compararla con SAKAI CLE, podréis observar dos entornos totalmente distintos, cada uno con un enfoque pedagógico totalmente distinto que afecta directamente al diseño del entorno tecnológico.

INTEGRACIÓN DE RECURSOS WEB

Algunas herramientas o funcionalidades concretas, bien sea por su especificidad o por su complejidad técnica, no es rentable desarrollarlas desde cero. En este sentido, existen multitud de recursos web con una potencialidad tremenda que pueden complementar muy bien nuestros entornos, es cuestión de hacer una selección minuciosa y estudiar las posibilidades de integración, pero creo que también es una opción a tener muy en cuenta…


Deja un comentario