Featured Video Play Icon

La gestión del cambio a través del e-learning

¿Por qué usar el e-learning en la gestión del cambio?

Los sistemas de e-learning (entendido como el aprendizaje basado en el uso intensivo de los medios y dispositivos electrónicos) se pueden convertir en una herramienta perfecta para la gestión del cambio en las organizaciones: 

  • Porque cualquier cambio debe ir acompañado de un plan de formación dirigido a las personas a las cuales afectará el cambio en concreto.
  • Reducen el tiempo en el que se realiza el cambio.
  • La resistencia que pueden oponer las personas al cambio se puede vencer involucrando a todos los miembros de la organización, haciéndoles que participen y que sientan el apoyo constante por parte de la organización.
  • Las ventajas competitivas de las empresas cada vez duran menos, por lo que se ha de tender hacia modelos organizativos en los que el aprendizaje sea la regla y no la excepción.
  • Los miembros de las organizaciones también sienten la necesidad de actualizar constantemente sus conocimientos, para seguir siendo eficaces y competitivos, máxime cuando puede peligrar su permanencia en la organización si no es capaz de desarrollar las tareas y funciones que tienen encomendadas.
  • El e-learning es una potente herramienta de comunicación, difusión y marketing, que produce altos niveles de interacción y retroalimentación, lo que nos permitirá modular el comportamiento y la conducta de los miembros de la organización y alinearlos con las líneas estratégicas de la organización.
  • Las personas pasarán de una posición reactiva a una posición proactiva, en la que asumirán las riendas de su desarrollo profesional y personal, convirtiéndose en el protagonista de su carrera.
  • Son entornos flexibles que se pueden adaptar a cualquier modelo de gestión.

Por ello, la introducción de un sistema de e-learning en una organización puede convertirse en una pieza clave para la gestión del cambio, pero para ello ha de verse como una decisión estratégica (no solo como un cambio tecnológico) que se adopte desde el liderazgo de la organización (no solo desde el departamento TI) y que vaya enfocada a las personas y no hacia el sistema, ya que lo importante son los objetivos a cumplir  y no los recursos tecnológicos que usemos para conseguirlo.